miércoles, 6 de agosto de 2008

Día 80: Las folclóricas lesbianas

Toda la vida escuchando el mito del torero y la tonadillera, de las hembras de raza que cantan coplas al macho ibérico, y ahora resulta que lo que les va a nuestras folclóricas es meterse mano por debajo de la bata de cola.

España, esa gran nación de naciones, se ha convertido de pronto en un reducto de la isla de Lesbos en versión cañí. El Marinero de Luces ha resultado ser una sirena.

Desde que Jorge Javier Vázquez abrió el baúl de la Piquer, que es más grande que cualquier armario de Chueca, aquí salen gays hasta de debajo de las peinetas, quién nos iba a decir que nuestra Estrellita Castro fuera capaz de venderle la honra a una condesa a cambio de un anillo de diamantes. Porque lo del bigotillo de la Pantoja podría colar como una promesa a la Virgen del Rocío, pero lo del tijeretazo de Estrellita Castro... ¡Eso ya es vicio!

Y que decir de la Faraona, que nos vendió la imagen de icono del régimen y esposa devota y resulta que el Pescailla lucía más cuernos que el toro de Osborne, tanta rumba catalana y al final lo que tenía el hombre en casa era un culebrón venezolano.

Sólo falta que nos digan que Paquito el chocolatero, la canción que tanto ha animado nuestras verbenas, es en realidad una apología del hachis, y no sería tan raro teniendo en cuenta que Joselito, el pequeño ruiseñor resultó ser el gran camello.

Si es que ya nos lo avisó Almodovar, ese gran defensor del kitsch hispano, cuando en Todo sobre mi madre soltó por boca de Cecilia Roth aquello de que todas las mujeres somos algo bolleras, a ver por qué nuestras folclóricas iban a ser una excepción. Por lo menos que todo este revuelo de orgías sáficas y castañuelas sirva para volver a poner de moda la Copla, tan denostada en estos tiempos del reggaeton.

Desde "La Gran Coplera" queremos rendierle homenaje a todas las folclóricas lesbianas de ayer y hoy, que tanto entretenimiento nos han dado con sus escarceos sexuales y sus buenas noches de pasión (reales o ficticias).

5 comentarios:

Sara Montiel dijo...

Lo que me he reido con el post de hoy Super...Si es que no vale ninguna pa na'. Aquí la única decente la Saritísima.

Muy currao ;-D

Concha Piquer dijo...

A ver, la gran Goplera ha enviado un correo para que relleneis ahí los puntos que quereis dar a cada concursante finalista. Tened cuidado de mandarselo al auténtico súper. (Yo personalmente ya la he cagado y se lo he mandado al falso jijijiji)

Ay que ver Sara Montiel/Carmen Sevilla lo que estás luchando para ganar la mierda de perro que dan a la ganadora. Te deseo que lo consigas porque de verdad que te lo mereces!!!

Sara Montiel dijo...

A ver si dejas de acusar sin pruebas bonita, que has pasado todo el programa con la misma cara de asco mirando a todas por encima del hombro con tu foto de abuela.

Yo no he sido quién te ha engañado como a una pardilla, pero daría lo que fuese por estar en el lugar de la gran Goplera para reirme aún más de tu metedura de pata...si es que no me explico cómo has llegado a la gran final con lo tontuca que eres.

Por cierto si de verdad cres que me merecía la mierda de perro no haber participado en mi expulsión perra, que la que sigue luchando por ella eres tu y no yo...Dios, que rabia me da tener que darte un punto!

Estrellita Castro dijo...

A ver Sarita, ya te huele. Te crees que eres más lista que las demás y desde el principio del programa te teníamos demasiado cazada.

Que no te preocupes, que vas a ganar... no hace falta hacer tantas trampas para eso... que te lo hemos dejado todos bien fácil para que así sea.

Eso sí, si hubiera un poquito de justicia y el súper tuviera los cojones de haberlo hecho, estarías expulsada (tú y tus otros 47 personajes) antes incluso de lo que echaron a la zorra de la Jiménez.

Venga, sigue dejando conectado el programa que te vota automáticamente (yo también tengo uno (hay muchos) pero no me da la gana ni usarlo), a ver si se te quema el ordenador... que igual con 6000 votos no ganas...

Sara Montiel dijo...

Ja,ja,ja. Espero que te valga eso como respuesta a las tonterías que dices...si es lo que buscabas, si, me he reido de ti mucho, pero muy poco contigo.